Son muchas las ocasiones en las que nos hemos encontrado que nuevos clientes de Closemarketing, con una web ya creada anteriormente, disponen de un espacio de blog, porque conocen la importancia de un blog para su página web, pero sin embargo, éste no se encuentra integrado en la misma web corporativa. Es decir, tienen un enlace que te lleva a una nueva web, Al blog.

Hoy te contamos por qué es importantísimo que el blog esté bien integrado en la web de nuestra empresa y cómo podemos sacarle el máximo partido para crear engagement con nuestros usuarios. 

Razones para incorporar un blog en la web de tu negocio

Seguramente habrás oído hablar en más de una ocasión la imperiosa necesidad de mejorar el Posicionamiento SEO de tu página web. Precisamente porque de este factor dependerá que nuestra página aparezca en las primeras posiciones de Google -por delante de nuestra competencia- en las búsquedas orgánicas. Es en este punto donde cobra la mayor importancia la correcta integración del blog en nuestra página web. Puesto que uno de los principales objetivos del blog es generar nuevo contenido y de relevancia para mejorar la posición de nuestra web en buscadores.

El blog es la herramienta perfecta para trabajar el posicionamiento SEO de nuestra web, pero si no está integrado en nuestra página web, la relevancia y la mejora del posicionamiento en buscadores estarás realizándola sólo para el blog. De modo que tu página web continuará en la misma posición sin verse mejorada su posición en la búsqueda de tus clientes potenciales. 

Otro de los motivos por los que es muy interesante contar con un blog en nuestra web es que nos permitirá acercarnos a nuestros clientes, empatizar y conectar emocionalmente con ellos y fidelizarlos. Por lo tanto, no hay empresa que pueda prescindir de una herramienta tan capaz de humanizar una marca, aumentar notoriedad y reforzar la imagen de una empresa.

Temas que te ayudarán a crear engagement

A veces las ideas no surgen o simplemente no encontramos la inspiración. Si es tu caso, no temas. En la constancia está la recompensa, pero si necesitas consejos para comenzar a “amueblar” tu blog con sentido, toma nota:

  1. Cuenta la historia de tu empresa. A todos nos gustan las historias de superación; si vas a crear un blog de empresa lánzate a mostrar el lado más humano de tu negocio. ¿Es una empresa familiar? ¿Tienes alguna anécdota de tus comienzos? ¿Eres un afortunado y has conseguido trabajar de lo que te apasiona?
  2. Muestra la fortaleza de tu negocio: tu equipo humano. ¿Quiénes integran la empresa? ¿De qué especialidad proceden? ¿Cuáles han sido sus principales logros? Ofrece a tus clientes la posibilidad de conocer quién está al frente de cada área de tu empresa; les aportará mayor confianza.
  3. Adapta el contenido de tu blog a los intereses de tus clientes. Sondea cómo son, qué hábitos tienen, cuál es su estilo de vida. En función de estas características personaliza los temas y publicaciones.
  4. Aporta valor añadido. No intentes ser siempre el protagonista ni hablar en primera persona. Tu empresa es importante, pero el cliente bucea en Internet buscando recomendaciones de uso, aplicaciones distintas de un producto tradicional o consejos que les ayuden en su día a día.
  5. Cuida hasta el más mínimo detalle. Tan importante es cuidar el contenido como el continente. No descuides las fotografías y vídeos de tu blog. Piensa en titulares llamativos que inviten a leer el artículo. Repasa en busca de posibles faltas de ortografía y relee varias veces antes de publicar. Pero, sobre todo, si quieres potenciar tu SEO a través del blog no copies, tu empresa es única.

Sacramento Jaimez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *