Llegó el día, bienvenida RGPD