No hace mucho el contenido en webs de empresas no parecía interesar mucho ya que los directivos pensaban que no era una herramienta que importaba a la hora de alcanzar objetivos y mejorar resultados.

Marketing de contenidos 1

Pues según algunos estudios, se está creando más contenido que hace un año, incluso los más escépticos han tenido que crear su estrategia de contenidos.

Un contenido de calidad puede convertirse en una herramienta y en una estrategia poderosa para tener éxito en el marketing digital.

Evidentemente hay que conocer cuál es tu “target” o qué público quieres alcanzar. Esto te permitirá adecuar tu contenido y tu estrategia para fortalecer así tu marca y mejorar tu tasa de conversión.

¿Cómo crear un plan de contenidos?

1. Definir objetivos y responsabilidades

Hay que comenzar por quién hace qué, es decir, asignar las tareas a las personas que puedan asegurarte un buen trabajo y con ello darle una responsabilidad. Habitualmente hay que evaluar la calidad de los contenidos, corregir los fallos posibles y controlar la redacción. Para ello hace falta un buen equipo y que cada cual sepa lo que tiene que hacer en cada momento.

2. Conocer a tus clientes o a tu cliente perfecto.

No es una tarea fácil, pero identificar a tu cliente perfecto es la base  de tu estrategia de contenido. Ya que a partir de sus gustos y de sus preferencias se puede conseguir un contenido adecuado que se ajuste a las necesidades de tu mercado.

Seguir sus tendencias es algo fundamental, ya que en un momento dado puede sufrir cambios y debemos estar preparados para ello.

3. Divide y vencerás.

Cuando elijas tu tema para tu estrategia de contenido plantea una subdivisión de este tema  tratando otros puntos. Esta estrategia tiene que estar organizada en el tiempo, me refiero a que tiene que ir divida en tareas mensuales, trimestrales o anuales. Un seguimiento es absolutamente recomendable y necesario para saber si se están cumpliendo los objetivos.

4. Planifica tu trabajo.

Elige una herramienta que te ayude a planificar tus tareas y asegúrate de cumplir con las fechas y que los trabajos tengan la calidad que buscas. Asigna acciones específicas a los empleados que tengan que participar en la tarea y determina una fecha límite para cada actividad. Así podrás cumplir con los calendarios de tu estrategia y con los objetivos de tu empresa o de tus clientes.

5. Haz eco de tus contenidos.

No olvides que es importante promocionar tus contenidos. El e-mail marketing sigue siendo una de las herramientas más eficaces para ello. Las redes sociales también son otro método importante y puedes incluso invertir en campañas de publicidad, podrás llegar a un público más específico. Estas dos herramientas pueden potenciar tu conversión.

6. 1+1=2

El resultado es muy importante, mide tus resultados y compara con tus objetivos. Tienes que asignar algún tipo de métrica para saber si tu web tiene más visitas, más clicks, más ventas…y que tu trabajo y esfuerzo van por buen camino.

David Pérez

Especialista en Marketing e Internet Marketing, desarrolla su trabajo ayudando a las empresas a conseguir negocio por Internet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *