Defender un presupuesto nunca ha sido fácil