Hoy en día, si hablamos de negocio tenemos que hablar también de internet y de tiendas online. Te explicamos de manera sencilla y clara los principales beneficios de tener una tienda online.

Un escaparate asequible

Tu página web será tu escaparate y tu local. Puedes hacer una página muy atractiva y llamativa con un coste bajo. Además, recuperar la inversión inicial será más sencillo y llegaremos a obtener beneficios en el corto plazo.

Globalización en estado puro

Tu público ya no es el del barrio o el de tu ciudad, multiplicas las posibilidades de venta ya que se rompen las fronteras. Aunque hay que tener en cuenta el tipo de producto, su naturaleza y las condiciones legales para poder venderlos y manipularlos.

e-commerce

Elige tu público

Buscar y elegir tu target es posible gracias a las estrategias de posicionamiento en buscadores y la publicidad. Si a esto le añadimos tu trabajo diario y tu esfuerzo el tráfico de tu web puede mejorar de forma notable.

¿Tu horario? 24/24 7/7 365 días

Es verdad que esto da un poco de miedo, pero es simplemente una cuestión de gestión. Te hace falta un dispositivo a internet para controlar los pedidos y las incidencias. Así no se te acumulará el trabajo y podrás trabajar desde cualquier lugar.

Más y mejor información

Con la compra de un producto, el cliente nos deja mucha información relevante. Sabremos cuáles son sus gustos y sus preferencias. Por otro lado también podremos seguir en contacto con él y proporcionarle información personalizada, es decir, algo que le interese y que pueda resultarle útil. Esto permitirá fidelizar a nuestro target.

Cada vez compramos más por internet

Hay estudios que afirman que esta tendencia está en auge. Compramos cada vez más por internet sea por la comodidad, por el precio o por cualquier otra razón. Pero la cuestión es que se ha normalizado la compra por internet, ha pasado de ser algo insólito a algo común.

Comodidad absoluta para el cliente

El producto llega a donde quiera el cliente, sin necesidad de desplazarse. Por otro lado las empresas de reparto también ofrecen servicios de retirada, es decir, si el cliente quiere cambiarlo o devolverlo no habrá ningún problema, el repartidor se acerca al domicilio del cliente para recoger el producto.

Y tú ¿no has creado aún tu tienda online?

Driss Chellaf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *